Actividad. Las ventas en jugueterías (casas del ramo) con motivo del Día del Niño, celebrado el pasado 20 de agosto, crecieron 5,7% en términos reales, es decir descontada la evolución de la inflación. A nivel de las grandes superficies, las ventas fueron muy similares a las del año anterior y registraron un aumento de apenas…

Actividad. Las ventas en jugueterías (casas del ramo) con motivo del Día del Niño, celebrado el pasado 20 de agosto, crecieron 5,7% en términos reales, es decir descontada la evolución de la inflación. A nivel de las grandes superficies, las ventas fueron muy similares a las del año anterior y registraron un aumento de apenas 0,2%, según los resultados de una encuesta divulgada este miércoles por la Cámara de Comercio y Servicios.

Los datos de este año reflejan una recuperación parcial respecto a lo ocurrido en años anteriores. En la campaña del Día del Niño de 2016 las ventas en las jugueterías habían caído 9,9%, y 7,3% en las grandes superficies.

El relevamiento consultó a ocho empresas del ramo con un total de 299 locales comerciales ubicados en distintos puntos Montevideo y a cinco grandes superficies con un total de 54 locales. En 2017 la celebración se postergó una semana en relación a años pasados y fue el tercer domingo de agosto.

Sobre este punto, algunos empresarios consultados destacaron como positivo el hecho de poder contar con mayor tiempo para comunicar al público la propuesta comercial, promocionar los productos e incluso para atender a los clientes de manera más cómoda, en la medida que se evita la concentración de público sobre los días previos.

Sin embargo entre los elementos negativos, los empresarios subrayaron la menor disponibilidad de efectivo para la realización de las compras, lo cual en cierta forma tiende a reducir el gasto promedio, efecto que fue parcialmente compensado por el mayor uso de las tarjetas de crédito, dice la encuesta.

A modo de conclusión, la gremial indicó que los resultados estuvieron dentro de lo esperado, a pesar de que en algunos casos las expectativas eran mayores en función de los esfuerzos realizados en materia de precios, promociones y diversidad de artículos.

En lo que va del año el comercio en general muestra un comportamiento favorable de su actividad, aunque todavía se percibe cierta volatilidad en el resultado de algunos rubros en particular.

Eso demuestra las “debilidades que aún persisten y que no permiten consolidar una situación de crecimiento sólida y generalizada en el sector, advirtiéndose incluso en algunos casos un retroceso en los niveles de venta”, había señalado la última encuesta de actividad divulgada por la cámara a comienzo de mes.