En un escenario de dólar estable y de inflación dentro del rango meta, los rendimientos de los instrumentos en pesos consolidaron en las últimas semanas una tendencia a la baja. El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, sostuvo ayer que es de esperar que las tasas en moneda local sigan bajando, al tiempo que…

En un escenario de dólar estable y de inflación dentro del rango meta, los rendimientos de los instrumentos en pesos consolidaron en las últimas semanas una tendencia a la baja. El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, sostuvo ayer que es de esperar que las tasas en moneda local sigan bajando, al tiempo que defendió la política de intervenciones en el mercado cambiario para sostener el precio del dólar.

Las colocaciones de letras de regulación monetaria (LRM) en pesos siguen mostrando una gran demanda de los inversores, lo que ha llevado a una suba de los precios y a una baja de los rendimientos.

El lunes se colocaron pesos a 30 días de plazo a una tasa anual de 9,29% frente al 11% de hace un mes. La demanda fue por $ 4.420 millones y se terminaron aceptando $ 3.300 millones, más del doble del monto anunciado que era de $ 1.800 millones.

Ayer las letras en pesos a 90 días rindieron 10%. Se ofertaron $ 1.200 millones, la demanda fue de $ 2.768 millones y se aceptaron $ 2.050 millones. Una semana antes la tasa de corte para este plazo había sido de 10,25%

En diálogo con El Observador el analista de la corredora y gestora de patrimonios Puente Felipe Herrán consideró que todavía hay lugar para que las tasas sigan bajando. Ello porque la inflación está contenida, sumado a que las expectativas de los inversores apuntan a que el dólar estará estable por un buen tiempo. En ese sentido, el experto destacó el esfuerzo que está haciendo la autoridad monetaria para mantenerlo en la franja de los $ 28.

“Creo que para el inversor sigue siendo interesante, no tanto como antes, cada vez menos, pero rendimientos de 3% real a 1 año siguen siendo atractivos. No me extrañaría ver la LRM a un año en 9,75% como punto terminal”, señaló. La última colocación a un año tuvo una tasa de corte de 12,45%, una semana antes había sido de 12,7%.

Tasas y capitales del exterior

Por otro lado, Bergara defendió ayer la política de intervenciones en el mercado cambiario que lleva adelante la autoridad monetaria para sostener el precio del dólar.

“El gobierno y el Banco Central tenemos la convicción de que pagar el costo de intervenir para estabilizar el tipo de cambio vale la pena”, afirmó tras participar en una conferencia organizada por la Cámara de Comercioy Navegación Española.

“Nosotros somos sensibles a evitar desalineamientos significativos del tipo de cambio con esa mira de que la competitividad de las empresas es uno de los objetivos que nosotros tenemos sobre la mesa, uno de los platitos chinos”, afirmó.

“Cuando uno ve muy activo al Banco Central en el mercado, el banco está dando la señal de que nos preocupa que esto no se vaya más abajo”, añadió. Bergara afirmó que intervenir y sostener el tipo de cambio “cuesta plata”, pero dijo que “es imprescindible hacerlo” porque de otra manera sería “más costoso”. En lo que va del año la autoridad monetaria realizó compras por US$ 1.300 millones, ya sea de manera directa en el mercado cambiario o mediante la opción que da a los inversores de integrar en dólares los títulos en moneda local. Durante su exposición, el jerarca enfatizó en que “no es válido interpretar” que la caída del tipo de cambio responda a que el BCU ofrece tasas altas en pesos y eso hace que los capitales extranjeros vengan a Uruguay para hacerse de títulos.

“En los momentos donde las tasas de interés estuvieron más altas y llegaron casi a 16% los capitales en vez de entrar se iban. Difícilmente pueda fundamentarse que son las tasas de interés las que generan el ingreso de capitales y la presión a la baja del tipo de cambio”, afirmó.

En ese sentido, Bergara dijo que son las expectativas de los agentes respecto a la evolución del dólar las que condicionan los flujos de capital. “El BCU tiene que esterilizar sacando los dólares del mercado para que en el mercadito uruguayo que tenemos no hagan destrozos. El BCU tiene que colocar letras para sacar los dólares en los momentos en los que los dólares entran, no porque el BCU ofrezca títulos, sino porque las agentes tienen expectativas de un dólar chato o en caída”, insistió.

Una herramienta -a la que podría apelar la autoridad monetaria- es la implementación de encajes para los no residentes que demanden títulos locales, con el objetivo de frenar la llegada de capitales especulativos del exterior. Consultado por el tema, Bergara dijo que esa opción no está por el momento en consideración del banco. Estos fondos venden sus dólares en el mercado local para hacerse de pesos y comprar los títulos, debido a las altas tasas en pesos que se pagan con una cotización del dólar a la baja o estable.

Lo dijo

“Voy caminando por la calle y uno me dice: Bergara subí el dólar. A la cuadra siguiente: Bergara bajá el dólar”

Mario Bergara
Presidente del Banco Central

EL OBSERVADOR
ECONOMIA Y FINANZAS
18/05/2017
Página 10