Detalles

La Conferencia Internacional del Trabajo es el órgano máximo de la OIT cuyo principal cometido es la elaboración de normas internacionales del trabajo, que reciben el nombre de convenios y recomendaciones. Los mismos versan sobre una amplia gama de temas tales como: libertad de asociación y negociación colectiva, fomento del empleo y formación profesional, seguridad social, condiciones de trabajo, etc.

Cada Estado miembro tiene derecho a enviar cuatro delegados a la misma: dos por el gobierno, otro en representación de los trabajadores y otro de los empleadores, pudiendo cada uno de ellos hablar y votar independientemente.

La Cámara ha formado parte de esta delegación desde sus inicios, procurando velar por los intereses de los empresarios en todas las medidas adoptadas en éste ámbito.

Asimismo, con carácter periódico la Cámara participa en reuniones regionales de los Estados miembros celebradas para analizar aquellas cuestiones laborales de especial interés para las regiones involucradas.

También representa al sector empresarial en diferentes comisiones tripartitas nacionales creadas a efectos de asesorar al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en cuanto a las políticas y normas internacionales adoptadas por la Conferencia y que sirven de base para el establecimiento de leyes nacionales.

Por último, la Cámara organiza seminarios y cursos sobre temas laborales para lo cual cuenta con la cooperación técnica de este organismo extensible a todos los socios de la institución.