Luego de las disertaciones del gobierno y de los trabajadores en la conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) llegó el turno de la delegación empresarial. La exposición fue un día después de que la Comisión de Aplicación de Normas del organismo emitiera sus conclusiones sobre el caso uruguayo y le otorgara un…

Luego de las disertaciones del gobierno y de los trabajadores en la conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) llegó el turno de la delegación empresarial. La exposición fue un día después de que la Comisión de Aplicación de Normas del organismo emitiera sus conclusiones sobre el caso uruguayo y le otorgara un plazo al gobierno para enviar un proyecto con modificaciones a la ley de negociación colectiva.

El encargado de hacer uso de la palabra este martes fue el gerente jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos.

En un pasaje de su alocución, señaló que “los empleadores vemos con preocupación la defensa que muchas veces realizan los países observados por violar principios y normas de esta casa, cuyos representantes utilizan como argumentos de justificación los éxitos económicos y sociales logrados”.

Añadió que “cualquier avance económico y social justamente implica lo contrario, implica que nuestros países consigan esos avances en sociedades democráticas, plenamente libres, sin vulnerar derechos”. Entonces preguntó: “¿qué sentido tiene que esos países tengan ese crecimiento si vulneran derechos fundamentales en la OIT?”.

El comentario sonó a un tiro por elevación a los alegatos presentados por el gobierno en la sesión de Comisión de Aplicación de Normas para defender la ley de negociación colectiva. En ese ámbito, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dividió su exposición en cuatro puntos.

En el primero desarrolló una serie de consideraciones sobre la situación del país y los aspectos laborales. Recordó que Uruguay lleva 16 años continuos de crecimiento. También marcó que en los últimos 14 años la negociación colectiva universal “fue ampliada a todos los trabajadores y empresas de la actividad privada, incluyendo por primera vez a los trabajadores rurales y domésticos”. En otro momento mencionó el aumento de la formalidad y la mejora de los ingresos.

En su discurso, Mailhos se refirió al caso uruguayo y a la decisión de la Comisión de Aplicación de Normas. “Los órganos de control observaron el incumplimiento de derechos fundamentales del trabajo por inadecuación de la ley de negociación colectiva”, dijo. “Hemos esperado 10 años para que en esta conferencia, finalmente la Comisión adopte una decisión con plazos de cumplimiento”, añadió. Esa comisión instó al gobierno a presentar el proyecto con las modificaciones a la ley antes del 1° de noviembre.

“Tenemos la esperanza de que utilizando el dialogo social constructivo y eficaz en nuestro país podamos superar estas dificultades y podamos mejorar nuestra legislación y nuestra práctica en la negociación colectiva”, finalizó el represente de los empleadores.

 

FUENTE: EL OBSERVADOR