Al menos nueve personas murieron desde la noche del sábado en protestas callejeras

Al menos nueve muertos, choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad, ataques a centros electorales y bloqueos marcaron la violenta jornada de votación de la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que según la oposición y varios gobiernos regionales pone en jaque la democracia de Venezuela.

Militares y policías se enfrentaron a manifestantes en un batalla campal en Caracas y otros puntos del país con cruces de bombas lacrimógenas, perdigones, piedras y cócteles molotov, que dejaron varios muertos a lo largo de la jornada.

Por su parte, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) estimó en la noche del domingo que solo 12% de los venezolanos con derecho a voto fueron a las urnas.

Así lo afirmó en nombre de la MUD el diputado Andrés Velásquez, quien cifró en 2.483.073 la cantidad de votos contabilizados en los centros de votación hasta las 18.00 hora local, cuando estaba previsto que cerraran los colegios antes de que el Consejo Nacional Electoral extendiera el horario. Horas antes, la también diputada Delsa Solórzano anunció en nombre de la MUD que 9% del total de los casi 19,5 millones de venezolanos inscritos en el padrón electoral hicieron uso del voto.

Según las proyecciones de Solórzano, que contrastan con la “participación masiva” que celebra el oficialismo, cerca del 25% de quienes sí fueron a los colegios electorales emitieron votos nulos, una cifra que atribuye a “los empleados públicos que consideraron que estaban obligados a acudir a este proceso fraudulento”.

“Participación hoy no llegará ni siquiera a requerimiento de 15% electores que podría solicitarla según art.348 CRBV ! Fracasaste Maduro!”, dijo en Twitter el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, en alusión a la Constitución venezolana vigente.

Por su parte, Leopoldo López, en arresto domiciliario, llamó a la comunidad internacional a desconocer la Asamblea Constituyente. “Alertamos a la comunidad internacional la represión brutal y el asesinato de venezolanos en protestas pacíficas (…). Hoy ocurre el fraude más grande de nuestra historia: ilegítimo, inconstitucional, viciado electoralmente y en medio de una brutal represión”, expresó el opositor.
Una baja participación electoral significará una presión adicional en contra de la intención del gobierno de Maduro de reformar la Constitución, que ya cuenta con el rechazo de buena parte de los países de la región (ver recuadro).

Represión y muerte

Dos adolescentes, de 17 y 13 años, y un militar murieron en el occidental estado Táchira, fronterizo con Colombia, otros tres hombres en Mérida y uno en Lara (ambos, noroeste), en protestas entre sábado y domingo, en el marco de la elección, reportó la Fiscalía.

Aunque la Fiscalía no los vinculó aún con móviles políticos, un candidato a asambleísta murió la noche del sábado en Ciudad Bolívar (sureste), y un dirigente juvenil opositor de un disparo en la costera Cumaná. Con esta jornada violenta llegan a más de 120 los muertos en cuatro meses de protestas que exigen la salida de Maduro.

Con carros blindados y lanzando bombas lacrimógenas, militares irrumpieron violentamente en los barrios El Paraíso y Montalbán (oeste de Caracas), en Maracaibo (oeste) y en Puerto Ordaz (sureste) buscando manifestantes que bloquearon calles con barricadas. “No sé qué odio nos tienen, venezolanos contra venezolanos… ¡Esto es una guerra!”, dijo sin poder contener las lágrimas Conchita Ramírez, en El Paraíso.

En otro episodio violento, siete policías resultaron heridos en la explosión de un artefacto en el este de Caracas.

“Cavar su propia tumba”

Maduro y su Constituyente contaban con apoyo de los poderes judicial, electoral y militar. Pero asfixiados por la escasez de alimentos y medicinas, y una brutal inflación, 80% de venezolanos rechaza su gestión y 72% su proyecto, según Datanálisis.

“Maduro está muy debilitado y contra las cuerdas. Si respetara la Constitución y llamara a elecciones, el chavismo resultaría perdedor. Con esta apuesta, rechazada masivamente en el país y en el extranjero, intenta ganar tiempo y perpetuarse en el poder”, dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano.

Pero para muchos esto podría acelerar el fin del chavismo. “El gobierno lo que hace cada segundo es cavar su propia tumba”, aseguró el jefe del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges.
Según analistas, para tener legitimidad Maduro debió obtener al menos 7,6 millones de votos que la MUD asegura logró en su plebiscito simbólico del 16 de julio contra esa iniciativa. Debido al método de elección mixto –voto por territorios y sectores sociales–, 62% de los 19,8 millones de electores podrán votar dos veces, lo que dificulta el cálculo de participación, según el experto electoral Eugenio Martínez.

Rechazo en la región, silencio en Uruguay

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que su país no aceptará un gobierno ilegítimo en Venezuela. “Las elecciones fraudulentas de Maduro son otro paso hacia la dictadura. No aceptaremos un gobierno ilegítimo. El pueblo venezolano y la democracia prevalecerán”, escribió la diplomática en Twitter.

Por su parte, el gobierno brasileño instó a las autoridades venezolanas a suspender la instalación de la Asamblea Constituyente y a abrir un canal efectivo de entendimiento ante la gravedad del momento histórico por el que pasa el país caribeño. Los gobiernos de Chile, México, Argentina, Perú, Panamá y Colombia condenaron la violencia y la falta de garantías, en las que se busca crear un nuevo cuerpo legislativo que desconoce a la Asamblea Nacional electa en 2015 y que cuenta con mayoría opositora.

La cancillería argentina sostuvo que “lamenta que el gobierno venezolano, desoyendo los llamados de la comunidad internacional (…) haya proseguido con la elección a una asamblea constituyente que no cumple con los requisitos impuestos por la Constitución de ese país”. Hasta últimas horas del domingo no hubo ninguna manifestación al respecto del gobierno uruguayo.

Así vio el PIT-CNT la Constituyente

Los dirigentes del PIT–CNT Daniel Diverio, Ricardo Cajigas y Héctor Castellano viajaron al país caribeño invitados por la Central de Trabajadores Bolivarianos. En diálogo con El Observador y después de visitar centros de votación en tres barrios, Cajigas señaló que la jornada transcurría con “mucha tranquilidad” y con un “buen nivel de votación”. Diverio coincidió con Cajigas en que la jornada transcurrió con “tranquilidad” y con “una convocatoria impresionante”. En este sentido, señaló que si bien las mesas de votación estaban abiertas hasta las 18, el horario debió extenderse debido a “la cantidad de gente haciendo cola”.

Fuente: El Observador