Via El Observador UY – Por Federico Comesaña Los números que esperan los economistas para el crecimiento de la economía uruguaya no son buenos. No hablan de crisis, sino de una expansión mediocre de la actividad. Y es eso, la mediocridad del escenario económico, lo que asusta. Porque por un lado, no ayuda a solucionar los…

Via El Observador UY – Por Federico Comesaña

Los números que esperan los economistas para el crecimiento de la economía uruguaya no son buenos. No hablan de crisis, sino de una expansión mediocre de la actividad. Y es eso, la mediocridad del escenario económico, lo que asusta. Porque por un lado, no ayuda a solucionar los problemas más estructurales que tiene la economía local: la reducción sistemática en el número de empleos, un déficit fiscal insostenible en el mediano plazo, la inadecuación de los factores productivos para enfrentar los nuevos requerimientos de los mercados globales, entre otros problemas.

Nadie espera una crisis, al menos en los próximos dos años. Un crecimiento de la actividad en el entorno de 1% no es crisis. La mediana de expertos que contestaron a fines de octubre la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador anticipaban una expansión de 1,5% para este año y 1,3% en 2019.

 

Ver noticia completa