Las solicitudes de exportación de bienes de Uruguay alcanzaron los US$ 765 millones en julio (incluyendo zonas francas), lo que representa una retracción de 3,9% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos difundidos por el Instituto Uruguay XXI. En el acumulado enero-julio las exportaciones registraron un crecimiento de 6,3% en relación a…

Las solicitudes de exportación de bienes de Uruguay alcanzaron los US$ 765 millones en julio (incluyendo zonas francas), lo que representa una retracción de 3,9% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos difundidos por el Instituto Uruguay XXI. En el acumulado enero-julio las exportaciones registraron un crecimiento de 6,3% en relación a igual período del año pasado.

La caída mensual registrada se debió fundamentalmente a las menores exportaciones de trigo, concentrado de bebida, arroz, productos lácteos, pescados y otros productos del mar y soja. Por su parte, el buen desempeño del ganado en pie y de la madera y los productos de madera amortiguó parcialmente el impacto negativo en el mes.

La soja fue el principal producto exportado en julio, alcanzando ventas por US$ 132 millones, lo que implicó una caída de 5% respecto a julio 2016. Esto se explica por una disminución de 8% en los precios que no logró ser compensada por un aumento de 4% en el volumen exportado. En el acumulado del año, se lleva exportado US$ 897 millones de soja, lo que representa un incremento de 20% interanual. China es el principal destino de la soja uruguaya con el 73% del total. Le siguen de lejos Rusia, Túnez y Argentina con el 12%, 9%, y 4% respectivamente.

La carne bovina fue el segundo producto más exportado en el mes de análisis, con ventas que se mantuvieron estables respecto a julio de 2016 alcanzando unos US$ 121 millones. El informe explica que tanto los volúmenes de colocación del producto como los precios se mantuvieron prácticamente incambiados. En la descomposición por partidas, se observó un comportamiento opuesto entre la carne congelada (que cayó un 2%) y la carne fresca (que creció un 5%). El aumento de las ventas de la carne congelada se explica por un incremento tanto del precio como de los volúmenes exportados. Por su parte, la caída de las exportaciones de carne fresca se explica casi exclusivamente por una disminución de los volúmenes exportados. China también fue el principal comprador de carne uruguaya con el 36% del total, seguida por la Unión Europea con el 24%, Estados Unidos con el 14% e Israel con el 12%.

El podio de productos exportados lo completa la celulosa, que registró un crecimiento de 2% en relación a julio de 2016 y alcanzó los US$ 106 millones.

Por detrás, se ubicaron las exportaciones de arroz (US$ 40 millones), concentrado de bebidas (US$ 38 millones) y los lácteos (US$ 34 millones).

Al analizar los destinos de las exportaciones uruguayas (sin considerar las zonas francas) se observa que China fue el principal receptor de bienes uruguayos con una participación del 20%. Brasil fue el segundo comprador del país con el 18%, y le siguen la Unión Europea y Estados Unidos, que representaron el 13% y el 9% respectivamente.