El día 28 de junio en el marco del festejo de los 150 años de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), se llevó adelante la segunda conferencia del ciclo de encuentros denominado “150 años de Libertad”, en esta oportunidad a cargo del Dr. Axel Kaiser: “Cómo enfrentar el populismo”. La apertura del evento…

El día 28 de junio en el marco del festejo de los 150 años de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), se llevó adelante la segunda conferencia del ciclo de encuentros denominado “150 años de Libertad”, en esta oportunidad a cargo del Dr. Axel Kaiser: “Cómo enfrentar el populismo”.

La apertura del evento estuvo a cargo del Vice Presidente de la CNCS, el Sr. Julio César Lestido, quien remarcó la defensa del principio de libertad por parte de la Cámara en su sentido más amplio, es decir libertad individual, política y económica. A su vez, destacó el rol de la Cámara como defensora del empresario y de sus derechos, en particular, el derecho a obtener una ganancia por la actividad empresarial, lo cual implica dedicar capital y tiempo, y por sobre todo asumir riesgos. Por último, llamó a recordar el hecho de que sin empresas, no hay generación de trabajo.

A continuación el Dr. Axel Kaiser llevó a cabo su presentación, e inició la misma reflexionado respecto a Uruguay: “el país se está cocinando a fuego lento, y en cierta forma me sorprende que no estén peor”. A partir de esta reflexión se planteó la siguiente pregunta: ¿cómo es posible que América Latina sea víctima de movimientos populistas, rupturistas, que deterioren las instituciones y terminen por minar las fases del progreso de los países? Para responderla, hizo referencia al modelo planteado por Hayek y Keynes. Si bien ambos tienen visiones contrapuestas, coinciden en que la base de toda sociedad son las ideas, elaboradas por pensadores, intelectuales, y divulgadas por periodistas, artistas, y en última instancia, políticos. De estas ideas, surge la necesidad de crear instituciones que las contengan y las respalden. Pero para mantener dichas instituciones, es necesario generar incentivos, siendo el fin de todo este ciclo la obtención de resultados. Sin embargo, para obtener dichos resultados, se hacen necesarios más incentivos y así seguir avanzando, lo que implica mayor cantidad de impuestos, entrándose finalmente en un círculo vicioso, en el que la gente lo único que quiere es un Estado que la financie.  De esta forma, remarca que lo más importante de este círculo es el inicio, es decir las ideas, razón por la cual las sociedades se mueven en una dirección u otra.

En línea con la importancia dada a este concepto de “las ideas”, Kaiser hizo referencia al caso español del movimiento “Podemos”, cuyo cofundador Pablo Iglesias se apoya en el filósofo y teórico marxista Antonio Gramsci, quien sostenía que para lograr una transición hacia el socialismo, era necesario cambiar la forma en que piensan las personas mediante la educación, los medios de comunicación, la religión. De esta forma se ilustra cómo interviniendo en la forma de pensar de las personas, es posible influir en sus “ideas”, en sus opiniones acerca de instituciones, ideales, conceptos. En esta línea, Kaiser reparó en el caso de los empresarios, quienes deben trabajar en generar ideas tales como legitimar que el mercado es la base del funcionamiento del sistema capitalista y al mismo tiempo combatir ideas que han sido instauradas por Marx , por ejemplo que el empresario le roba al proletariado.

Luego pasó a señalar el caso de Chile, donde para la opinión pública, la igualdad pasó a ser más importante que la libertad a partir de los años 2000.  Los medios de comunicación, la narrativa, generan un clima de opinión y cambian la percepción de la gente acerca de la realidad, y tan es así que el discurso igualitarista ha reemplazado el discurso pro crecimiento, pro riqueza, pro empresarios. También avanza la idea dentro de la opinión pública de que es el Estado quien tiene que ocuparse del bienestar de las personas, más que ellas mismas; al igual que el Estado tiene que ocuparse de proveer a las personas de distintas prestaciones de manera gratuita. Por lo tanto, deja de considerarse que lo correcto es trabajar uno mismo por su propio bienestar, todo ello una vez más, en base a ideas instauradas que van derrocando las anteriores.

Sin embargo, Kaiser remarca que tanto en Chile como en el resto de América Latina, el populismo ha llegado al gobierno en base a elecciones legítimas. Por lo tanto, los países, los empresarios, los intelectuales deben realmente preocuparse por las ideas que circulan, leer lo que la sociedad está hablando y pensando, y al mismo invertir y pelear por el futuro de los países generando un mercado de ideas con base en el pensamiento liberal, ya que el costo de no hacer este trabajo puede ser muy alto.

En el espacio de intercambio con los asistentes uno de los temas que analizó Kaiser fue la importancia de construir el perfil público de las instituciones: si uno no se crea su propio perfil, sus adversarios lo harán. Por ello, es importante hacerse cargo del perfil público informando, transmitiendo valores, generando consensos y así combatir la ignorancia, es decir la creación de conceptos sin sustento, que perjudican la verdadera imagen del empresario. Por último, se refirió a que lo que verdaderamente importa es la igualdad solidaria por parte de los empresarios, y no la solidaridad basada en la imposición de impuestos y regulaciones por parte del Estado.