Sondeo. Para la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) el resultado de ventas del último Día de la Madre guarda relación con lo que se viene observando en sus informes sobre el sector: “Una profundización en el retroceso económico de la actividad comercial”. Es que, según una encuesta a comerciantes, a excepción del caso…

Sondeo. Para la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) el resultado de ventas del último Día de la Madre guarda relación con lo que se viene observando en sus informes sobre el sector: “Una profundización en el retroceso económico de la actividad comercial”.

Es que, según una encuesta a comerciantes, a excepción del caso de la vestimenta, las ventas para el Día de la Madre, una de las principales fechas comerciales del año, registraron una caída con respecto al año anterior. En electrodomésticos la reducción estimada es de 3,2%, en confiterías de 14,2%, en calzado de 1,2% y en bazar de 10,6%. En vestimenta femenina, en cambio, se produjo un aumento real de ventas de 4,2%.

En un comunicado la CNCS señala que la profundización de campañas de rebajas en los centros comerciales, y los descuentos con medios de pagos electrónicos fueron factores que impidieron una caída mayor, pero no suficientes para revertir los resultados negativos que viene registrando el sector comercial. “A pesar de los esfuerzos, algunos empresarios sostienen que el movimiento de público fue incluso menor al de años anteriores para estas fechas”, consignó la CNCS. Es por ello que encuentran que la contracción de ventas se agudizó ya que la meta de obtener un resultado similar al año pasado no se logró.

El informe de la CNCS señala que el caso de la vestimenta fue el que sorprendió, superando en algunos casos las expectativas, pero que igualmente se trató de un crecimiento moderado respecto al año anterior.

Para el calzado se visualiza que la contracción fue de menor magnitud a lo que se viene observando en 2016, lo que muestra “cierta reactivación” en el Día de la Madre. En artículos de bazar la contracción de 10,6% en términos reales viene a confirmar la tendencia negativa que esta teniendo este rubro “producto de una menor predisposición del público a la compra de artículos importados”.

En materia de electrodomésticos se constató que la caída en términos reales estuvo muy por debajo de lo observado en períodos anteriores, y que ello “está en línea con el comparativo del primer trimestre, donde ya se veían señales de mayor estabilidad.

 

EL OBSERVADOR
ECONOMIA Y FINANZAS
27/05/2016
Página 13