Denuncian que arroceros entregan gasoil brasileño a transportistas para abaratar los fletes

La imagen se repitió ayer sobre la ruta 15 en las inmediaciones de Lascano en el departamento de Rocha. Camiones que cargaban arroz de las chacras vecinas eran detenidos para que no llegaran hasta las plantas procesadoras. Las patronales de carga mantienen en pie la huelga que se inició hace una semana en la cosecha del cereal, en rechazo a la falta de entendimiento con la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) y los molinos para acordar el el valor de los fletes.

El conflicto también se ha extendido a otras ramas de la producción. Los transportistas paralizaron ayer la actividad de carga y descarga de mercaderías en todo el país, y solo se mantuvieron servicios de transporte de medicamentos e insumos relacionados con servicios esenciales. La medida se mantendrán por tiempo indeterminado hasta que se solucione el diferendo.

En tanto, hasta ayer la carga de combustible en la planta de La Tablada se cumplió con normalidad, dijo a El Observador el dirigente de la Unión de Transportistas de Combustible, Oscar Benavidez. La situación puede cambiar en la medida que la patronal de carga realice piquetes en la zona, lo que hasta ahora no sucedió. En el caso del transporte de leche de los tambos a las plantas, la actividad puede tener distorsiones, pero no se cortará totalmente para no perjudicar a los productores lecheros.

El conflicto
En diálogo con El Observador, el presidente de la Intergremial de Transportistas de Carga (ITPC), Mauro Borzacconi, dijo que los camiones que están trabajando y que cobran “precios más baratos” lo hacen porque usan combustible de origen brasileño proporcionado por los productores. A eso le suman el no cumplimiento de los laudos salariales. Ese tipo de situaciones termina “distorsionando el mercado” y de esa situación “sacan provecho” los clientes, se argumenta desde la ITPC.

Por su parte, el presidente de la ACA, Alfredo Lago, sostuvo ayer en declaraciones a radio Carve que la movilización de los transportistas de carga la lideran “empresarios que no están en el arroz”. Además, indicó que el 85% del arroz se está cargando con normalidad y solo hay dificultades en Rincón de Ramírez y Vergara en Treinta y Tres. “Los transportistas, con los que tenemos relación, nos dicen que quieren hacer su tarea”, aseguró.

Consultado por la utilización de gasoil brasileño suministrado por productores a los transportistas, el directivo de ACA indicó a El Observador que la gremial no tiene conocimiento de ese tipo de situaciones. “Para nosotros esa triangulación no es cierta”, dijo.

La ACA se reunió ayer por la tarde con el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori. Esa reunión había sido pactada en enero para tratar temas relativos a la pérdida de competitividad que experimenta el sector.

La gremial reclama medidas de “impacto inmediato” para atender, por ejemplo, los altos costos que deben pagar por el combustible. Astori expresó que tiene conocimiento sobre las urgencias que presenta el sector y que se trabaja en conjunto con el Ministerio de Industria para diseñar soluciones.

Demoras y amenazas pesadas
El aumento de las tarifas que plantean los transportistas de carga es el punto crítico a solucionar, pero la ACA no lo acepta porque dice que históricamente la gremial no ha intervenido en ese aspecto, que es acordado entre los productores y los camioneros. La ITPC reclama a los arroceros un incremento de las tarifas de 23%, porque con las actuales trabaja por debajo de los costos.

Según supo El Observador, hay fletes de la cosecha que han sido detenidos hasta por 24 horas, antes que se les habilite continuar la marcha hasta los molinos. Esa demora pone en peligro la calidad del grano que ingresa a las plantas procesadoras. También se indicó que en algunos casos hay propietarios que están cargando porque no han podido terminar de pagar el camión con el que trabajan y tienen acuerdos de financiamiento con productores de la zona.

El centro de los reclamos gremiales ha tenido lugar en Lascano, donde están los molinos de Samán y Coopar. Los manifestantes sostienen que la protesta es pacífica y vigilada por la Policía, sin embargo el miércoles se produjo un episodio armado entre el conductor de un camión y un participante de la movilización.

El presidente de la Asociación de Transportistas de Carga (ACTU), Diego Valverde, contó a El Observador que el conductor de un camión de carga se molestó al llegar a la manifestación y ver que no podía seguir avanzando. Fue entonces que se dirigió a Valverde y lo amenazó con un arma. “Me dijo: ‘Sigo de largo y te encajo un balazo. Igual ya tuve cuatro años por muerte y no me importa estar preso de vuelta'”, narró.

A pesar de la gravedad del hecho, Valverde dijo que no son esos los casos que más preocupan a los manifestantes sino los intentos de atropello que realizan varios camiones a pedido, según él, de los productores.

“Nosotros les hacemos señas, está la (Policía) Caminera, nos ponemos los chalecos reflectivos y los invitamos a parar. Pero como vienen con la orden de atropellar juntan a 10, 12 camiones en fila, viene una camioneta delante y cuando ven que estamos en el medio de la calle haciendo señas para detener, atropellan”, indicó.

Avances por soja
Por otro lado, Borzacconi informó que no habrá inconvenientes para realizar los servicios en la cosecha de soja que comienza en abril. Hace dos meses fue acordada una tarifa de referencia con los productores y se aguarda por la firma del acuerdo, explicó.

Fuente: El Observador