La afluencia de argentinos en 2017 creció 25% respecto al año pasado y seguirá aumentado en 2018. M. Umpiérrez Cuando todavía los agentes turísticos y el gobierno siguen gozando del envión que dejó la pasada temporada estival -que luego se extendió a otros mojones clave como Semana Santa o las vacaciones de julio-, ahora lentamente…

La afluencia de argentinos en 2017 creció 25% respecto al año pasado y seguirá aumentado en 2018. M. Umpiérrez
Cuando todavía los agentes turísticos y el gobierno siguen gozando del envión que dejó la pasada temporada estival -que luego se extendió a otros mojones clave como Semana Santa o las vacaciones de julio-, ahora lentamente comienzan a levantarse la mirada para el próximo verano con un escenario pautado por el optimismo.

Las reservas para esta temporada de verano viene siendo “muy buenas”, destacó a El Observador la ministra de Turismo, Lyliam Kechichian. “Esperamos, por lo menos, mantener el mismo nivel que en la temporada pasada que fue extraordinariamente buena”, añadió.

De hecho los números vienen sonriendo en lo que va del año y todo apunta que esa ola se mantendrá en 2018. El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) divulgó un informe donde sostiene que 2017 será “el mejora año turístico desde que se llevan estadísticas”. El año pasado ya se había registrado una cifra récord en ingresos de visitantes extranjeros al país. Por primera vez se superó la marca de 3 millones de turistas extranjeros (excluyendo a cruceristas). En tanto, en el primer semestre de este año ya se cubrió 65% del total de 2016, por lo que se superará sin grandes dificultades el récord vigente en 19,2%, según Cinve.

Además, los datos para esta nueva temporada siguen siendo auspiciosos. El ingreso de turistas extranjeros aumentaría 5,8% en la temporada diciembre 2017 -abril de 2018, según los datos procesados por Cinve. Los argentinos tendrían un crecimiento de 8% respecto al año pasado, los brasileños 4,5%, mientras que los visitantes de otros destinos caerían 7,9%. Para todo el año calendario 2018, Cinve espera que el ingreso de turistas extranjeros a Uruguay tenga una expansión de 4,5% interanual.

En la misma línea, los agentes turísticos esperan que la temporada, por lo menos, se mantenga con respecto a la del año pasado. Sin embargo, si la competitividad con Argentina y Brasil se mantiene durante la temporada de verano “va a ser mejor que la pasada seguro”, auguró el director de Casas en el Este, Baltasar Urrestarazu.

La relación de poder de compra con nuestros países limítrofes es mejor aun que el año pasado y eso se está reflejando “en la cantidad de consultas, de reservas y de tráfico”, explicó Urrestarazu.

En la misma vereda, el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez, destacó el crecimiento de turistas argentinos en los balnearios de la costa de Canelones, destino que típicamente ha sido elegido por los uruguayos.

Por su parte, el presidente de la Asociación Turística de Colonia, Gerardo Pernigotti, expresó que “la lógica sería que se produzca un crecimiento”. Las vacaciones de julio de este año son un buen indicador, ya que hubo un aumento de turistas en el departamento de Colonia. Las lluvias empañaron un poco esa coyuntura alentadora, ya que durante los últimos meses las condiciones climáticas provocaron un descenso en la afluencia de visitas. Según Pernigotti, llegó a llover cinco fines de semana seguidos en el departamento.

La ministra de Turismo subrayó la importancia de Punta del Este como punto preferido por los extranjeros. En esta línea, cobra relevancia el aumento de los vuelos directos de las aerolíneas a ese balneario. Para esta temporada ya se confirmó el aumento de la conectividad con Chile. Las expectativas para el verano son positivas y se espera que el movimiento en la terminal crezca entre 8% y 10% hasta unos 120 mil pasajeros. l

Las reservas en el este aumentaron 15%
Hasta el momento las reservas en el este del país crecieron 15% en relación con el mismo período del año pasado, informó el director de Casas en el Este, Baltasar Urrestarazu.

Punta del Este es el balnerario que más aumento ha registrado (19%); básicamente esto se explica por el aumento de las reservas de argentinos.

Si bien es muy temprano para afirmar que este crecimiento sea una tendencia definitiva, ya que la mayor cantidad de reservas se dan en el período de noviembre a febrero, “es un buen indicador y un buen auspicio”, comentó Urrestarazu.

El fin de semana largo -del 14 al 16 de octubre- “es muy importante para los dueños de las propiedades” porque aprovechan esta oportunidad para especular cómo se presentará la temporada, consultar precios y luego fijar los valores de los alquileres, explicó.

 

Cifra
8%
es el crecimiento de argentinos que proyecta Cinve para la temporada turística diciembre 2017- abril de 2018, ratificando un escenario optimista